Mermelada de naranja, la nuestra

 www.naranjasdexeraco.com

Estamos en invierno, en plena época de las buenas naranjas.

Ingredientes:

  • naranjas de Naranjas de Xeraco
  • azúcar
  • tarros suficientes para guardarla

Podéis hace una pequeña cantidad la primera vez, por ejemplo con dos o tres naranjas, y a ver si sale bien.
Hay que hacer la preparación de los ingredientes 24 horas antes
Primero limpiar las naranjas con agua tibia, una esponja y una gota de jabón de vajillas.
Pelar la mitad de las naranjas con un pelapatatas que corte bien para conseguir separar sólo la parte de color (tened en cuenta que la parte blanca de la piel da un sabor muy amargo).
Estas mondas las cortais finas en juliana y las ponéis en agua fría. Meter en el frigorífico y cambiar el agua cuando os venga a la memoria.
Limpiad bien las naranjas, sin dejar nada de la parte blanca de la piel.
Partir la pulpa de la naranja en trozos pequeños quitando la parte blanca que está en el centro de la naranja.
Pesar la pulpa de la naranja limpia que nos ha quedado y pesar azúcar en la proporción de 80 grs de azúcar por 100 de pulpa de naranja.
Poner en una cazuela ancha la pulpa de la naranja y cubrirla con la mitad del azúcar (reservar la otra mitad para el día siguiente) y dejarlo al fresco.

Elaboración:

Poner al fuego la olla o cazuela con la naranja y el azúcar. Remover de vez en cuando.
La cazuela no debe de estar tapada para facilitar la evaporación.
Coger la piel en juliana y darle tres hervores de 5 o 6 minutos, cambiando el agua cada vez.
Una vez que la pulpa está cociendo unos 30 minutos, añadir los trocitos de piel bien escurridos.
Llevar a ebullición, y cocer durante otros 30 minutos desespumando de vez en cuando (se hace una espuma amarillenta). Ahora poner el resto del azúcar.
Remover frecuentemente.
Cuando alcance el punto de mermelada, ya la tenéis preparada. Podéis poner un poco en un plato frío y ver si espesa. Tened en cuenta que va a espesar mucho más cuando esté fría.
Lo ideal es medir la temperatura de ebullición. Veréis que la temperatura de ebullición va aumentando según se va espesando, cuando llegue a 106ºC ya tenéis la mermelada lista.

Sin dejar enfríar, meter en botes previamente desinfectados, acabar la desinfección al baño María y guardar.
Podéis ver instrucciones para guardar conservas en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *