Archivos de la categoría postres

Temporada 2015-2016

Que temporada tan rara de naranjas ha sido y está siendo este año.

Empecemos por la climatología del final del invierno y primavera pasadas. Hubo floración a destiempo, caída de flores y vuelta a florecer, malo porque toda naranja o mandarina de segunda flor es de mucha menor calidad que la que proviene de la primera floración.

No obstante en nuestros huertos tuvimos suerte y casi todos los frutos surgieron de la primera flor. Iban a ser frutos de calidad.

A finales de Octubre los comercios empezaron a cosechar las Sigue leyendo Temporada 2015-2016

Tomar un buen café espresso.

Hoy me he decidido a hablar un poco del café, ese brebaje que en la mayoría de los bares nos preparan como algo residual que se prepara porque hay que prepararlo y que el cliente entiende como algo amargo que nos deja un sabor raro en la boca. Es una pena que un producto que representa un alto porcentaje de facturación en los bares y cafeterías sea tan menospreciado.

Fragancia, aroma, acidez, cuerpo y sabor son factores determinantes para elegir el mejor café.

Pero en pocas palabras, un buen café nos deja en la boca un gusto agradable y duradero, ni demasiado ácido, ni demasiado dulce, nada amargo. Sigue leyendo Tomar un buen café espresso.

Pastel de manzana con miel

Con los ingredientes que os ponemos sale una tarta para seis u ocho personas.
Se hace bien en un molde de unos 26 o 28 cm de diámetro

Ingredientes:
  • Tres manzanas golden o reineta, al gusto.
  • 120 gramos de azúcar
  • 3 cucharadas soperas de miel
  • 125 gramos de margarina
  • 230 gramos de harina
  • 2 huevos y una yema
  • 10 galletas maría
  • 1 cucharadita de te de levadura Royal o similar
  • 2 cucharadas soperas de brandy
  • canela al gusto (1 cucharada moka rasa para empezar)

Triturar las galletas ayudándonos de un rodillo.
Cubrir con las galletas el fondo del molde que vayamos a usar.
Pelar las manzanas, cortarlas a dados. Si son muy dulces, añadir una cucharada de zumo de limón. Añadir la canela y mezclar bien.
Repartir los dados de manzana cortada por encima de la galleta triturada.
En un bol mezclar bien azúcar, miel y margarina. Añadir los dos huevos enteros y la yema adicional y batir bien.
Poner el brandy y mezclarlo.
Tamizar la harina junto con la levadura, añadir a lo que tenemos en el bol y mezclar bien.
Echar la masa encima de las manzanas, repartirla y poner al horno precalentado a 160º, durante 60 minutos, más o menos. Comprobar con un palillo de madera el grado de cocción antes de apagar el horno.
Cuando esté frío decorar con azúcar glas.
Buen provecho.

Mermelada de naranja 2

Visto el precio en el campo de las naranjas, y que la temporada ha sido caótica para el productor, o sea para mí, me he decidido a hacer unos cuantos kilos de mermelada intentando medir las cantidades y controlar las temperaturas de ebullición para poder hacer siempre la misma mermelada.
Para ello he contado con unos kilos de naranjas navelinas recién cortadas del árbol, sin tratamientos fitosanitarios en los últimos seis meses por lo que lo único que tenían era un poco de polvo.
Los ingredientes eran los que detallo:

  • Naranjas
  • Azúcar

Además he necesitado un termómetro de cocina.
La proporción ha sido, 1 kilo de pulpa de naranja limpia, 800 gramos de azúcar.
Primero hay que sacar la parte naranja de la piel de la mitad de las naranjas, cortar esta piel en juliana y poner en abundante agua fría. Ir cambiando el agua regularmente durante 24 horas.
Pelar muy bien las naranjas que vamos a usar, dejando la piel transparente de los gajos, y quitando muy bien la parte blanca.
Trocear las naranjas acabando de quitar la parte blanca de dentro.
Pesar la naranja que hayamos troceado y preparar el azúcar y el agua en las cantidades requeridas.
Poner en una olla las naranjas troceadas con la tercera parte del azúcar, tapar y dejar en sitio fresco hasta el día siguiente.
Al día siguiente, escaldar tres veces las pieles de naranja durante tres o cuatro minutos, cambiando el agua cada vez. Reservar
Poner la cazuela al fuego, llevar a ebullición removiendo de vez en cuando. Cuando empiece a hervir dejar a fuego lento.
En un principio debe de hervir a unos 100 grados, temperatura que irá subiendo según se vaya evaporando el líquido, habrá que mantener en ebullición hasta que veamos que la temperatura llega a 105ºC.
Cuando empieza a hervir veremos que la pulpa de la naranja sube y se queda toda en la parte de arriba.
En el momento en que la pulpa esta casi cocida, se va haciendo una mezcla homogénea. Añadir el resto del azúcar que tenemos reservado y las pieles de naranja escurridas.
Esperamos a que la temperatura de ebullición llegue a 105ºC, y ya podemos considerar que la mermelada está hecha.

Churros con chocolate

No me podéis decir que no os entran ganas de coger un churro de los que os muestro y darle un bocado.

Cada vez que paso cerca de una churrería me entran ganas de comprar unos cuantos, pero siempre me detengo.

Puede que sea el olor de aceite requemado o que tengo certeza de que los bocaditos de churros me van a estar repitiendo en el estómago durante varias horas.
Pero hechos en casa, es otra historia. No se tarda más de media hora y es un desayuno o merienda estupendo para presentar cuando tengamos ese poquito de tiempo que se necesita.
Para su elaboración vamos a necesitar una manga pastelera con una boquilla estriada de tamaño medio, una del 8 es buena. Una buena manga pastelera cuesta unos 4 euros y una boquilla 2 euros. Eso es lo que nos cuestan unos pocos churros.
También vamos a necesitar una freidora o sartén honda con unos 3 cm de aceite.
Ingredientes:
  • 165 gramos harina floja o de panadería (no usar harina de fuerza)
  • 30 centilitros de agua
  • media cucharadita moka de sal
  • una nuez de mantequilla
  • un huevo mediano
  • azúcar
Con estas cantidades salen churros para cuatro personas.
Hay que poner el agua a hervir en una cazuela, añadiendo la mantequilla y la sal.
Tamizar la harina con un colador, dos veces.
Cuando el agua empiece a hervir, apartar la cazuela del fuego, echar la harina de golpe y remover con energía con una cuchara o paleta de madera.
Poner sobre el fuego al mínimo (aconsejo que se haga sobre un fuego muy suave para que no se queme) y seguir removiendo durante un par de minutos.
Pasar la masa a un bol, dejar enfríar unos 5 minutos (depende de la temperatura ambiente) o menos si estamos en invierno, añadir el huevo y mezclar muy bien, batiendo con la cuchara de madera para incorporar aire.
Cuando esté bien mezclado, poner en la manga pastelera y dejar enfríar.
Preparar la sartén o freídora con bastante aceite de girasol.
Ir dejando caer la masa directamente al aceite, cortando con unas tijeras o con los dedos.
Sacar de la freídora, dejar sobre papel absorbente, espolvorear con azúcar y servir.
El chocolate os lo dejo a vuestro libre albedrío.

Pastel de manzana y requeson

Este es un pastel hecho cuya receta proviene de mi madre. Es un pastel clásico en Lituania.
Por los ingredientes puede parecer un pastel pesado, pero su sabor es fresco y agradable en el que predomina la manzana.
Consta de cinco capas, primero se cuece a medias una capa de masa, después se incorpora una capa de manzana rallada y se vuelve a hornear.
Por último se incorpora el requesón, se cubre con una fina capa de mermelada o compota, se adorna con un tercio de la masa que hemos hecho y se pone a hornear.
Como podéis deducir, todo el proceso requiere un tiempo de al menos dos horas, pero os aseguro que vale la pena.
Con los ingredientes que os pongo sale un pastel de considerables dimensiones que ocupa toda la bandeja del horno, pero no va a durar mucho, cuando empiezas a comer es difícil parar.
Se puede comer caliente o frío. La mejor forma de degustarlo es ligeramente caliente acompañado de un poco de helado.

Ingredientes para la masa:
400 gramos de harina
200 gramos de margarina o mantequilla
2 huevos medianos
200 gramos de azúcar
una cucharadita de levadura

Ingredientes para el relleno de manzana:
tres manzanas golden muy grandes
2 huevos medianos
cuatro cucharadas soperas de azúcar
media cucharadita de canela
zumo de medio limón

Relleno de requesón:
500 gramos de requesón (dos tarrinas)
2 huevos medianos
cuatro cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita de azúcar de vainilla

mermelada, unos 250 gramos o a placer

Como su confección es larga y difícil de explicar con palabras, os adjunto un vídeo que hemos montado con todo el proceso y las explicaciones.

Bocaditos de almendra

Le hemos dado este nombre a estos bocados que hemos hecho en molde de madalenas.

La base es la misma masa del bizcocho de almendra, pero lo hemos aromatizado añadiendo piel de naranja confitada picada muy fina con el cuchillo.
Ingredientes:
  • 150 gramos de almendra molida cruda
  • 100 gramos de almendra molida que hemos tostado en una sartén
  • 40 gramos de harina
  • piel de naranja o limón
  • 1 chupito de Cointreau
  • 200 gramos de azúcar, 100 para las claras y100 para las yemas
  • 6 huevos medianos
Adjuntamos un vídeo de 4 minutos con los ingredientes y todas las instrucciones para su preparación.

Salsa de chocolate

Que placer es comer (por favor, no pensar en las calorías que puede contener), una bola de helado, un pedazo de pastel o un profiterol bañado en salsa caliente de chocolate.

Para ello poner en una taza apta para microondas unas tabletas de chocolate y el mismo peso en nata de cocinar.
Poner en el microondas en períodos cortos y remover después de cada pequeño período de calentamiento para que se caliente todo por igual.
Cuando está derretido el chocolate, y bien mezclado con la nata, ya lo tenemos listo para usar.

Pasteles de chocolate, brownies


El brownie es un pastel de chocolate que después de cocerlo queda crujiente por fuera y como crudo por dentro. Ello es debido a que apenas lleva harina entre sus ingredientes.

Ingredientes:
  • 200 gramos de chocolate negro
  • 150 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 3 huevos
  • 75 gramos de harina
  • una cucharadita moka de canela en polvo
  • una cucharada de extracto de vainilla o una cucharadita de azúcar vainillado
  • 100 gramos de fruta seca ácida troceada
Respecto al último ingrediente, no se usa en el brownie clásico pero le da un toque especial. Nosotros vamos variando la fruta que incorporamos, siempre que sea un poco ácida.
En el que veis en la foto hemos puesto nueces.
Podéis usar arándanos secos, naranja confitada, orejones, etc… y por que no las bayas goji tan de moda en la actualidad.
Primero fundir el chocolate, y reservar tibio.
Poner la mantequilla blanda en un bol y mezclar bien con el azúcar. En nuestro caso, hemos descubierto que se mezcla mucho mejor con la mano del mortero.
Añadir y mezclar bien los huevos, la harina tamizada, la canela y la vainilla. Verter el chocolate sobre la masa y batir bien hasta obtener una masa homogénea.
Añadir la fruta seca troceada y mezclar.
Poner en un molde rectangular cubierto con papel de hornear.
Cocer en el horno precalentado a 150º durante 20 a 30 minutos.
Comprobar la cocción pinchando con un palillo de madera.
Dejar enfriar antes de desmoldar. Cortar a cuadraditos de ración.
Una forma estupenda de comerlo es: calentar el brownie ligeramente en el microondas, poner una bola de helado de vainilla al lado y regar con salsa de chocolate. Buenísimo!!!!!!!!!!!!

Tarta de chocolate clasica


Es una de las recetas clásicas de mi madre.

Nunca faltaba esta tarta en ninguna de las celebraciones suyas o de la familia.
No es difícil de hacer y el resultado es espectacular.
Se compone de un bizcocho, líquido para mojar y un relleno y cobertura de chocolate trufado.
Para los amantes del chocolate.
Los ingredientes son para una tarta de considerables dimensiones para la que necesitaremos un molde de 32 centímetros. La tarta de la fotografía está hecha con la mitad de los ingredientes y fue suficiente para 12 raciones.
Primero haremos un bizcocho normal y después una mousse de chocolate que servirá de relleno.
Ingredientes para el bizcocho:
  • una docena de huevos medianos
  • 250 gramos de azúcar
  • 300 gramos de harina de repostería
Ingredientes para bañar el bizcocho:
  • 4000 ml de café suave
  • 150 ml de brandy
  • 100 gramos de azúcar
Ingredientes para el mouse de relleno:
  • 8 huevos
  • 400 gramos de chocolate de cobertura
  • 200 cc de nata
  • 150 gramos de azúcar
Para la cobertura:
  • más chocolate para rallarlo, el que más nos guste.
Primero, el día anterior haremos el bizcocho .
Separamos las yemas de las claras un rato antes para que las claras estén a temperatura ambiente.
Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que el azúcar esté totalmente disuelto y tengamos una masa esponjosa.
Batir las claras con un pellizco de sal, ir incorporando poco a poco la otra mitad del azúcar hasta alcanzar el punto de nieve.
Incorporar las claras a la yema con mucho cuidado, con movimientos envolventes.
Ir tamizando e incorporando la harina poco a poco, con cuidado de que no baje el volumen.
Poner en un molde adecuado que habremos recubierto de papel de hornear o bien recubierto de mantequilla y después espolvoreado con harina.
Poner en el horno precalentado a 160º durante una hora o el tiempo necesario para la cocción. Se puede comprobar la cocción pinchando con un palillo.
Una vez cocido, dejar que enfríe poco a poco en el horno con la puerta abierta.
Dejar reposar hasta el día siguiente.
Una vez reposado el bizcocho, al día siguiente. prepararemos el relleno.
Separamos las yemas de las claras
Derretimos los 400 gramos de chocolate siguiendo el mismo método que indico en el apartado de cobertura de chocolate, con cuidado de no pasar de los 50º de temperatura que indico en él. Añadimos la nata, mezclamos bien y reservamos.
Batimos muy bien la mitad del azúcar con las yemas.
Levantamos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal y la otra mitad del azúcar.
Incorporamos el chocolate derretido con nata a las yemas, batimos bien.
Ahora vamos incorporando las claras poco a poco con movimientos envolventes.
Se puede decir que ahora tenemos un mousse de chocolate muy cremoso.
Vamos a por la tercera fase, la preparación definitiva de la tarta.
Cortamos el bizcocho en tres planos ayudándonos de un cuchillo de pan que sea bastante largo. Levantamos los tres planos.
Ahora ponemos sobre una base para tartas el plano inferior de bizcocho. Lo bañamos con el liquido que hemos preparado y ponemos una capa de mousse de chocolate. Ponemos otro plano de bizcocho, lo bañamos y cubrimos con mousse. Ponemos el plano superior de bizcocho, lo bañamos.
Cubrimos toda la tarta con el resto de la mousse de chocolate.
Espolvoreamos por toda la superficie chocolate rallado, o cacao o chocolate blanco rallado, si así lo preferimos.
El resultado es el que podéis ver.
Que os aproveche.