Archivos de la categoría pollo

Rollitos de pollo con boletus y bacon

Este es uno de los platos que preparamos para la última cena de nochebuena.
Poco a poco iremos publicando las recetas de los entrantes que preparamos.
Nosotros hemos utilizado boletus porque son mucho más sabrosos, pero igual se puede preparar el relleno con champiñones o setas.

Ingredientes para 6 personas:

  • 3 pechugas de pollo
  • 16 lonchas muy finas de bacon ahumado
  • un bote de boletus en conserva al natural
  • 20 gramos de boletus deshidratados
  • media cebolla dulce
  • una cucharada colmada de mayonesa
  • un cubito de caldo de verduras
  • dos cucharadas de brandy
  • aceite
  • mantequilla
  • sal y pimienta
Necesitamos las pechugas fileteadas finas, podéis pedir al carnicero que os prepare los filetes de forma que salgan dos filetes por pechuga.
Preparación del relleno. Poner en remojo los boletus deshidratados hasta que se reblancezcan.
Picar la cebolla muy fina y sofreirla en una sartén con una cucharada de aceite y una nuez de mantequilla hasta que esté transparente. Añadir cuatro lonchas de bacon picadas y saltear. Añadir los boletus remojados cortados en juliana, sofreir un poco, poner los boletus en conserva escurridos (cortarlos si son grandes), seguir sofriendo. Salpimentar al gusto.
Apartar del fuego y añadir la cucharada de mayonesa. Mezclar bien y reservar.
Coger un filete de pechuga, colocar una cucharada del relleno, envolver bien. Ahora envolver siguiendo el mismo sentido con dos lonchas de bacon. Nosotros no hemos necesitado fijar las lonchas con nada. Si no lo veis fácil, podéis fijarlas con palillos de dientes o hilo para cocinar.
Dorar los rollitos en una sartén con un par de cucharadas de aceite y una nuez de mantequilla por todos los lados, hasta que estén bien dorados.
Colocar los rollitos en una fuente de horno, poner en la misma sartén medio vaso de agua caliente con el cuarto de cubito de caldo. Regar los rollitos con este caldo.
Poner en el horno precalentado a 180º durante 20 minutos. A la mitad de la cocción darles vuelta.
Sacar los rollitos y reservar en caliente.
Echar en una sartén el fondo de la cocción de la fuente de horno, reducir en la sartén, si veis que ha quedado mucho, y poner dos cucharadas de brandy. Dar un hervor, apartar del fuego, poner una avellana de mantequilla, mezclar bien, y regar los rollitos.
Servir en plato caliente.
En este caso lo hemos acompañado de chutney de ciruelas pasas y unas verduras al vapor, como podéis ver.

Rollitos de pollo con ciruelas y paté

Hoy nos hemos deleitado con un sabroso plato. La verdad es que ha sido una buena idea hacer esta prueba.
Ha resultado un plato fácil de hacer y barato, además se puede dejar preparado y hacer la cocción en el horno a ultima hora. No importan cuantos comensales seamos a la mesa, siempre se pueden hacer de más.
Hemos hecho rollitos para cuatro personas con:
  • un pollo
  • 8 cortadas finas de bacon ahumado
  • 8 ciruelas pasas
  • 1 latita de paté
  • 1 cebolla grande muy tierna o dos más pequeñas
  • 50 gr de mantequilla
  • una pastilla de caldo de pollo
  • una copita de brandy
  • sal y pimienta
Me gusta comprar el pollo entero aunque sólo voy a aprovechar la carne.
Mi opinión personal, los muslos y contramuslos son más sabrosos, aunque siempre hay alguien que prefiere la pechuga. Por otra parte, la pechuga se filetea y se enrolla mejor, queda más bonita y presentable.
Podéis pedir al carnicero que os abra las pechugas y que deshuese los muslos y pierna. O bien, podéis comprar ya preparados y deshuesados las pechugas y los muslos. Cada uno que lo haga como prefiera.
Con la pieza de carne de pollo extendida, colocar en el centro una ciruela o dos abiertas (depende del tamaño de la pieza) y una cucharadita de paté, salpimentar. Enrollar y envolverlo con una cinta de bacon ahumado. Sujetar con palillos o atar con hilo de algodón para cocina.
Uno a uno, ir preparando todos los rollitos.
En una sartén derretir la mantequilla y dorar los rollitos por todos los lados. Sacar y reservar en una fuente de horno.
En la misma sartén, y con la misma grasa, sofreír la cebolla picada muy fina. Cuando esté dorada, añadir la pastilla de carne disuelta en medio vaso de agua caliente. Echar por encima de los rollitos.
Meter en el horno precalentado a 210º durante 20 minutos. Dar la vuelta a la mitad de la cocción. Añadir un poco de agua si vemos que se queda sin caldo.
Sacar los rollitos de la fuente de horno, quitar el hilo (si lo hemos puesto) y colocar en la fuente de servir, pasar los restos de la fuente del horno por un chino, poner en la sartén, añadir el brandy, dar un hervor para que evapore el alcohol y colocar la salsa en la salsera, o echar directamente por encima de los rollitos.
Servir caliente.
Nosotros los hemos acompañado de una tortita crujiente de patata