Temporada 2015-2016

Que temporada tan rara de naranjas ha sido y está siendo este año.

Empecemos por la climatología del final del invierno y primavera pasadas. Hubo floración a destiempo, caída de flores y vuelta a florecer, malo porque toda naranja o mandarina de segunda flor es de mucha menor calidad que la que proviene de la primera floración.

No obstante en nuestros huertos tuvimos suerte y casi todos los frutos surgieron de la primera flor. Iban a ser frutos de calidad.

A finales de Octubre los comercios empezaron a cosechar las navelinas. Me extrañó mucho que tuvieran prisa en empezar, estuve preguntando y me contaron que las naranjas que llegaban de Sudáfrica no tenían calidad para los precios que estaban pidiendo en origen, así que, por una vez, íbamos a conseguir que se cosecharan bien las naranjas nacionales.

En el término municipal de Xeraco hubo huertos de navelinas que a mediados de Noviembre no tenían ni una sola naranja.

Después han venido temperaturas altas, noches cálidas, maduración muy rápida de las naranjas y las pobres navelinas que pronto perdieron su tersura y sabor.

Soy consciente de que las navelinas que envié la última semana de Diciembre y la primera de Enero no eran como yo las hubiera querido.

Mientras tanto los comercios que habían cosechado pronto las navelinas (algunas habían guardado en cámaras frigoríficas) tuvieron que acudir a la compra de navel lane-late y por primera vez en muchos años los agricultores han podido exigir precios un poco más altos y sacar algo de rentabilidad a los huertos (el que tenía fruta de calidad, claro está).

Menos mal que tengo a mi amigo y vecino que cuida muchísimo los árboles y consigue una fruta de mucha calidad que me cede, de forma que puedo ir cogiendo naranjas de sus árboles hasta que se queda sin ellas.

A mediados de Febrero, en esta zona, poca navel lane-late queda en los árboles y la que queda no tiene calidad. La buena fue comprada hace muchas semanas.

Así que parece ser que tendremos que finalizar la venta antes de lo esperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *