Una bolsa de patatas fritas, por favor.

Vamos a hacer unas patatas fritas en casa.
¿A quien no le apetece un aperitivo de patatas fritas con un vaso de vino o cerveza?
Puestos a comer una cosa que cuando empiezas ya no puedes parar, y que tiene muchas calorías, vale la pena hacerlas en casa con buen aceite que le dará un sabor especial que no tienen las patatas industriales.
INGREDIENTES:

  • Patatas
  • Sal
  • Aceite de oliva
COMENTARIOS:
Las patatas que más me satisfacen son las de la variedad monalisa, pero tampoco es cuestión de pasarse el tiempo buscando patatas.
Sobre el aceite, uso el de oliva normal, posiblemente me diréis que mejor con aceite de oliva virgen, pero me gusta más que el sabor del aceite no esconda el sabor de la patata.

PREPARACION
Pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en lonchas finas.
Para cortarlas he acabado por hacerlo con un rallador multiusos que tiene cuchilla de corte, aunque las primeras veces lo hice con el pelador de patatas y salían muy bien.
Dejarlas en remojo en agua fría con un buen pellizco de sal durante media hora.
Escurrirlas, calentar el aceite y freírlas por tandas. Si usáis freidora eléctrica, se hacen muy bien a una temperatura de 170ºC.
Echar las patatas una a una para que no se peguen.
Para que me salgan bien crujientes voy hundiendo las patatas en el aceite con una espumadera.
Cuando estén en su punto sacarlas, ponerlas encima de papel absorbente y añadir un poco de sal si es necesario.
Si están bien hechas se pueden guardar en sitio hermético para consumir otro día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *