¿Son diferentes nuestros naranjos?

Digamos que la calidad de las naranjas que producimos depende de varios factores y trabajamos para que se cumplan.
Tenemos una variedad (navelina o navel lane-late) que es adecuada para el suelo donde los tenemos.
Agua de riego abundante, repartida mediante riego localizado, con la cantidad de micronutrientes que el naranjo necesita para desarrollar el fruto y, lo más importante, cantidades generosas de estiércol y abonos de origen vegetal.
Lo complementamos con elementos de los que el suelo es escaso, como potasio, zinc, manganeso y magnesio.
Usamos sólo aquellos productos fitosanitarios que se necesitan, acudiendo a los que son más respetuosos con los enemigos naturales de los insectos que forman las plagas que atacan a los naranjos en esta zona.
Dejamos que la naturaleza, no podemos hacer otra cosa, vaya acompañando la temporada con sus días de calor, de frío, lluviosos, secos, ventosos, etc… Tenemos la suerte de tener los naranjos en unos terrenos privilegiados en cuanto a temperaturas invernales, no me acuerdo de la última vez que hubo una helada.
Pero lo más importante de todo es coger el fruto madurado en el árbol y hacerlo llegar a su casa lo antes posible.
De esa forma Ud puede saborear las naranjas tal como nosotros lo hacemos en nuestra casa.
Lo que acabo de decir es falso, porque siempre me llevo a casa las naranjas más feas o que han sufrido un golpe y que, por ello, no me atrevo a envíar.
Concluyo confesando que nuestros naranjos no son diferentes, pero hacemos todo lo posible para que los frutos que dan sean diferentes, con más calidad.